Jurel

Desde hace algunos años en nuestra compañía se adoptó la política de buscar la diversificación, tarea que se le asignó al departamento de Investigación y Desarrollo como una de las principales líneas de acción. De ahí surgieron varios proyectos uno de los cuales es el cultivo de peces marinos.

Se hicieron estudios en un principio para llevar acabo un proyecto de cultivo de peces de ornato, que se seleccionaron por tener un ciclo reproductivo corto y por la ventaja que representa su reducido tamaño. Pero los estudios de mercado arrojaron resultados muy poco favorables: la demanda está disminuyendo constantemente mientras que los precios se han reducido considerablemente debido a la introducción de especimenes provenientes de Asia.

Así, se optó por enfocarse al cultivo de peces para consumo. Se consideraron varias especies pensando en la tecnología existente, con la idea de hacer un proyecto que incluyera laboratorio y granja de engorda. Se seleccionaron algunas especies como candidatos pero para estas fechas ya estaban en funcionamiento algunas granjas de atún y Jurel. Estas especies carecen de una tecnología desarrollada para su reproducción en cautiverio, pero están muy cotizadas sobre todo en el mercado de la comida japonesa. La estrategia que se está empleando en la mayoría de estas granjas es la de capturar a los juveniles en el medio silvestre y llevarlos a la talla deseada en corrales o jaulas flotantes en el mar.

Otro punto a considerar es el hecho de que dichas especies alcanzan precios mucho más altos cuando durante el proceso de engorda se les alimenta con una dieta alta en grasas. Normalmente, la inclusión de grasa en el músculo de un Jurel es mínima, pero el confinamiento y una dieta especial pueden hacer que éste se eleve dándole una textura más adecuada para la preparación de sashimi (platillo japonés que consiste de rebanadas muy delgadas de filete de pescado crudo).

Tomando en cuenta todo lo anterior, se decidió comenzar con un proyecto para construir un laboratorio de producción de alevines de Jurel, la especie a cultivar es Seriola lalandi Valenciennes 1833, Fam. Carangidae, el Jurel o Medregal Cola Amarilla, en inglés Yellowtail o Amberjack. En Japón se le conoce como Hiramasa y cuando se engorda en cautiverio se le llama Hamachi. Este Jurel es abundante desde la Columbia Británica en Canadá hasta Chile y mundialmente se encuentran en mares templados y subtropicales.

El Jurel se mueve en cardúmenes aunque en ocasiones algunos individuos nadan solos bajo las manchas de kelp. Aunque se dice que son pelágicos, generalmente están asociados con estructuras como arrecifes o plataformas petrolíferas, además de los campos de kelp.

La mayoría migra de la parte central de Baja California al sur de California a fines del invierno o principios de la primavera, según la temperatura del agua.

En tamaño el Jurel en un cardumen regular pesa de 4.5 a 12 kilos, mientras que los individuos más viejos llegan a sobrepasar los 20 Kg. Hay quienes aseguran haber visto ejemplares de más de 45 kilos.

El Jurel es un pescado que se descompone rápidamente, debe enhielarse inmediatamente y nunca dejar que se caliente. Su carne es oscura y se dice que es excelente para ahumar.

Esto dio lugar a que se pensara en un laboratorio para la producción de juveniles. Actualmente se tiene en proyecto hacer las adaptaciones pertinentes en el laboratorio de camarón en Bahía de Kino, Sonora, a partir del 2006, para alojar reproductores de Jurel y realizar un ciclo de producción larvaria en las fechas cuando no se produce postlarva de camarón. Para esto se cuenta ya con fondos del programa Sagarpa-Conacyt.

El producto se comercializa fresco y eviscerado, y el mercado que se piensa atacar es el de exportación, en un inicio a Estados Unidos y posteriormente a Asia.